Metafísica: Como viajar a otras dimensiones y universos paralelos

904
Metafísica: Como viajar a otras dimensiones y universos paralelos
geralt / Pixabay
Obtener Libro

Al ser humano siempre le ha intrigado la posibilidad de poder comunicarse con espíritus o seres del más allá, que le permitan conocer un poco más sobre el mundo metafísico y saber las intrigas que se ocultan detrás del mundo real.

Por esto es que muchos científicos y expertos han intentado desarrollar dispositivos que le permitan cruzar las puertas del más allá y así comunicarse con entidades etéreas, que le revelen los misterios que tanto desean descifrar.

Uno de estos expertos que intentó desarrollar un dispositivo de estos y lo logró es Alexandres Bellos, que creó la Bellosfera hace unos cincuenta años y con la que logró comunicarse con seres del más allá.

Alexandro Bellos y el espiritismo

Aris_Tsitiridis / Pixabay

De acuerdo a las publicaciones recientes por el investigador griego Thanassis Vembos, ha revelado la existencia de este invento diseñado por Alexandro Bellos, que era una persona interesada por el espiritismo desde muy joven.

Bello sirvió en la guerra greco-italiana que tuvo lugar entre 1940-1941 y estuvo al frente en una unidad que fue asignada en Albania en una cima de una montaña de 2800 m.s.n.m

Obtener Libro

Desde ese momento en que estuvo en esa montaña, Bello supo que las cimas eran ricas en leyendas sobre presencias sobrenaturales, por lo tanto era común en el folclore escuchar relatos sobre visiones extrañas y visualización de entidades.

De manera que mientras estuvo con su unidad en ese lugar, les avisaron que los italianos se estaban acercando a su sitio, y durante la noche observaron sombras por lo que comenzaron a abrir fuego hacia ellas. Sin embargo, las sombras no parecieron verse afectadas, algo que causó mucha confusión entre los soldados.

Posteriormente, Bello leyó acerca de los alpinistas en el Everest que narraban haber visto “compañeros invisibles” y lo relacionó con las sombras que el mismo pudo presenciar, y llegó a la conclusión de que las entidades etéreas se vislumbraban con mayor facilidad en la cima de las montañas y que por lo tanto había un motivo para eso.

Bellosfera  puerta universos paralelos

Estas experiencias sobrenaturales hicieron que Bellos ideara un dispositivo que le permitiera tener contacto con el Más Allá pero de una forma segura.

La intriga y la curiosidad hizo que Bello creara una “campana de vacío” que era un dispositivo que reproducía la atmósfera de las cimas de las montañas altas para así facilitar la comunicación con seres etéreos.

De esta manera surgió la Bellosfera, que era una campana de vidrio conectada a una bomba de vacío con el propósito de recrear las condiciones que existían sobre cimas que estuvieran a más de 8 kilómetros sobre el nivel del mar.

Bello presentó su Bellosfera en septiembre de 1953, desde donde después de esperar 20-30 minutos de manera quita y silenciosa, se podían escuchar voces y observar figuras de espíritus, a los cuales se les refería como “posthumanos”.

Los experimentos con la Bellosfera

Luego de haber presentado su innovador dispositivo, Bello comenzó a realizar experimentos para demostrar que la Bellosfera funcionaba y que se podía hacer contacto con los seres del Más Allá.

Varios miembros del SMIR (Instituto Científico para la Investigación Metafísica) participaron en el experimento donde les pidieron que respiraran lentamente y meditaran en silencio para poder apreciar a las imágenes etéreas que se podían apreciar a través de la Bellosfera.

En el experimento se encontraba un fotógrafo que se encargó de tomar varias fotografías que luego serían publicadas en un artículo de investigación de una revista de Grecia, lo que hizo que la Bellosfera lograra una mayor notabilidad entre el público.

Bellos realizó otra serie de experimentos que fueron un éxito total, y consideraba que su dispositivo era la prueba irrefutable de la existencia de lo sobrenatural.

Imágenes en movimiento

Septimiu / Pixabay

En el año de 1956 se realizaron las primeras filmaciones de las imágenes que aparecían en la Bellosfera, que posteriormente fueron proyectadas en una película, donde los asistentes podían ver todas las imágenes que se movían dentro del dispositivo.

Obtener Libro

De acuerdo a los testigos, afirmaban que las imágenes dentro de la Bellosfera se movían y aparecían y desaparecían misteriosamente, por lo que denominaron al aparato como la “esfera de los espíritus”.

Lee también: Mundo esotérico paranormal y sus misterios

Surgen los contratiempos

Después de la proyección de la película, muchos comenzaron a dudar acerca del mecanismo fabricado por Bellos, y si en verdad funcionara.

Todo esto comenzó luego de que Bellos se separara de la SMIR y fundara su propia sociedad llamada SSMR (Sociedad Científica para la Investigación Metafísica) que utilizó para seguir realizando experimentos a su dispositivo.

En el SMIR realizaron una docena de experimentos para continuar probando la Bellosfera pero de acuerdo a sus informes internos, no lograron reproducir las imágenes que evidenciaran lo que Bellos afirmaba.

Esto hizo que Bellos continuara realizando experimentos buscando un médium que finalmente pudiera lograr reproducir las condiciones que él esperaba sobre la Bellosfera.

El experimento definitivo

Por causa de la serie de experimentos que dieron resultados no concluyentes, Bello fue acusado de fraude y de estar manipulando los resultados en su Bellosfera, lo que hizo que el inventor perdiera el crédito ante los medios.

Después de la muerte de Bellos, su viuda dona su Bellosfera a la SSMR, y en el año de 1958, los miembros de esta sociedad llevaron a cabo un experimento con la presencia de un médium notable, el cual sería el experimento más notable con este dispositivo.

Este experimento fue de gran sorpresa para todos los participantes, ya que se pudieron observar como aparecían muchas formas humanas en el interior de la Bellosfera, lo cual hizo que el dispositivo ganara un creciente interés nuevamente.

Incluso, durante la sesión, los presentes pudieron observar como emergió el rostro de Bello al otro lado del cristal, lo cual causó una gran conmoción.

Posteriormente se continuaron realizando experimentos con la Bellosfera, durante toda la década de 1960 hasta la disolución de la SSMR en 1971 se realizaban conferencias y presentaciones semanales, pero esos experimentos no se limitaron únicamente al campo espiritualista, ya que también los miembros estaban intentando hacer contacto con habitantes de otros planetas, para así ya no ver solo formas “posthumanas” dentro de la esfera sino formas alienígenas.

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Obtener Libro
Obtener Libro
Obtener Libro