¿Espiritistas en comunicación con seres alienígenas?

236
¿Espiritistas en comunicación con seres alienígenas?
cansecotarot / Pixabay

La curiosidad humana por saber si hay vida en otro planeta de nuestro sistema solar es algo que ha impulsado una gran cantidad de proyectos de exploración en el espacio. Sin embargo, hay otra manera de hacer contacto con los seres alienígenas que puedan estar viviendo en cualquier otro rincón del espacio, sin necesidad de enviar altas tecnologías a otros planetas para explorar.

Inicios del espiritismo moderno

Contenidos del Articulo:

Esta otra manera de establecer una comunicación con los seres alienígenas es a través de los médiums y videntes, algo que fue muy popular a finales del siglo XIX cuando era el inicio del espiritismo. Una de las prácticas comunes en esa época era la de establecer contacto con los habitantes de otros planetas por medio de la comunicación con personas fallecidas, cuyas almas estaban vagando por el sistema solar.

Sesiones de espiritismo

De acuerdo al archivo personal de Arthur Conan Doyle que está guardado en la Biblioteca Británica, el insigne escritor fue un gran apasionado por el espiritismo y registró una sesión espiritista realizada en su hogar en el año 1895.

Este tipo de sesiones eran muy populares durante esa época y a principios del siglo XX, ya que el interés tanto de los espíritas como de los científicos era el de descubrir si había vida en otros planetas.

Vida en Marte

Los avances en el área de la astronomía y los incrementos de la tecnología para explorar nuestro vecindario cósmico permitieron que se hicieran numerosos descubrimientos con respecto a los planetas que estaban en nuestra cercanía. Uno de estos grandes descubrimientos fueron los canales en Marte, que fueron detectados por el astrónomo italiano Giovanni Schaparelli mediante la observación telescópica.

A pesar de que la comunidad científica atribuyó estos canales a la dinámica geológica marciana que había formado canalizaciones naturales en el terreno, otros astrónomos creían que se trataba de unos conductos hidráulicos fabricados por una antigua civilización alienígena en el planeta rojo.

Debido a todas las observaciones realizadas por los astrónomos, cada vez tomaba más peso la hipótesis de que no estábamos solos en el universo, y los espiritistas trataron de confirmar esa posibilidad aplicando sus propias herramientas y métodos de comprobación relacionadas con su campo de experticia.

Espíritus de otros planetas

Los espíritas nunca han dudado de la existencia de vida en otros planetas, de hecho, aseguran que es posible establecer una comunicación con espíritus provenientes de otros planetas que al morir pueden pasar por la misma esfera de ultratumba que aquellos que fallecen en la Tierra. Uno de los planteamientos de los espíritas es que nuestra alma tiene la capacidad de reencarnar en otro planeta, por lo que la Tierra es tan solo uno de los paraderos en su camino a la perfección.

Esto significa que nuestra alma pudo haber vivido en otro planeta en otro tiempo, o en la siguiente reencarnación puede residir en otro planeta. Y muchos espíritas concluyen en que la Tierra no es el lugar más avanzado en el sistema solar en el cual nuestra alma pueda residir.

La jerarquía cósmica

De acuerdo a Allan Kardec, el fundador del movimiento espírita, existe una jerarquía cósmica en nuestro sistema solar, que está relacionada con el grado de progreso del planeta y de los espíritus que lo habitan. A cada planeta le corresponde albergar un tipo de alma en función de su desarrollo espiritual, por lo que se puede hablar de una escala evolutiva con respecto a la reencarnación de los espíritus.

En este sentido, se considera que Marte es un lugar inferior con respecto a los habitantes de la Tierra en relación al avance espiritual y moral, pero Júpiter sería mucho más superior en todos los puntos de vista.

El Sol, por su parte, sería el lugar de los espíritus evolucionados, es decir, de los espíritus superiores que se encargan de irradiar su condición superior para así guiar espiritualmente el resto de los planetas y favorecer el crecimiento espiritual.

Contacto con espíritus

geralt / Pixabay

De todos los planetas del vecindario cósmico, Júpiter es considerado como el más adelantado, por lo que es el preferido para hacer contacto con los espíritus que pueden residir en ese lugar. De acuerdo a los espíritas, en Júpiter solo existen espíritus buenos, y que muchos de los que estuvieron en la Tierra como personas reconocidas, reencarnaron y ahora están residiendo en ese planeta gigante.

Júpiter es uno de los planetas más cercanos a la perfección, ya que tiene un gran nivel de avance tanto moralmente como espiritualmente.

Muchos consideran que algunos espíritus que moraban en Júpiter fueron enviados a la Tierra para cumplir con alguna determinada misión, así como también hay algunos que vivían en la Tierra y luego reencarnaron en Júpiter para continuar desarrollando su determinada labor.

Sesiones con médiums

darksouls1 / Pixabay

Las sesiones realizadas con los médiums en esa época produjeron una gran cantidad de material que fue analizado tanto por los psicólogos como por diferentes expertos en diversas áreas, ya que era muy intrigante lo que se podía lograr a través del espiritismo. En algunas sesiones era posible obtener dibujos mediúmnicos donde se revelaban como eran las construcciones en Marte, e incluso hubo algunos médiums que lograron hablar con el lenguaje marciano, tanto así que fue posible recopilar un diccionario con los distintos términos de este idioma.

De acuerdo a la información que obtenían los médiums gracias a entidades del Más Allá, la civilización en Marte era avanzada, y los habitantes tenían rasgos muy parecidos a los asiáticos. Las edificaciones del lugar consistían en edificios gigantes y se movían a través de vehículos volantes. Otros médiums también fueron capaces de hacer contacto con espíritus en Júpiter, que les narraban como era la vida en ese planeta, y que era un lugar donde no se sentía odio y los rodeaba una gran calma.

Sara Weiss fue una de las médiums que aseguró haber visitado Marte en astral, y describió como era la vida en ese planeta en un libro que publicó.

Todas estas sesiones con médiums tenían como propósito descubrir cómo era la vida en otros planetas, para así aprender de su elevada forma de existencia y poder aplicarlo en la Tierra.

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.