Cómo desarrollar el poder de la intuición y activar el sexto sentido

272
Cómo desarrollar el poder de la intuición y activar el sexto sentido
darksouls1 / Pixabay

Sabemos que nosotros los seres humanos somos seres racionales, que utilizamos nuestro intelecto y nuestro conocimiento para tomar determinadas decisiones luego de haber hecho una evaluación exhaustiva de los datos y haber sopesado todas las opciones para determinar cuál es la mejor.

En nuestros años de estudio y de formación se nos estimula a crear un pensamiento lógico y racional, y a dejar de lado nuestros instintos, porque así podremos movernos mejor por el mundo y tomar mejores decisiones.

No obstante, algunas investigaciones pueden demostrar lo contrario, ya que el dejarnos guiar por la intuición no necesariamente representa algo malo sino más bien representaría un beneficio para nosotros.

Visión ciega y la intuición

Uno de los ejemplos de dejarse llevar por la intuición es un fenómeno denominado “la visión ciega” que se ha manifestado en personas que han perdido la visión por diferentes causas, pero que son capaces de percibir el mundo que los rodea inexplicablemente.

Se han realizado experimentos con personas que han perdido la visión, bien sea en ambos ojos, o en uno solo, o que manifiestan tener un punto ciego, y se ha demostrado que pueden detectar con precisión y exactitud lo que tienen a su alrededor.

Sin embargo, esto solo sucede cuando se dejan llevar por su intuición, y no cuando comienzan a racionalizar la situación, ya que cuando lo analizan mucho entonces no son capaces de hacerlo.

En el mundo científico es ampliamente reconocido el fenómeno de la visión ciega, pero todavía no han podido encontrarle una explicación racional, sino que se encuentran analizando para poder comprender el motivo por el que ocurre, y por el que muchas personas ciegas lo manifiestan.

Percepción extrasensorial e intuición

geralt / Pixabay

Una de las posibles explicaciones que se le puede dar al fenómeno de la visión ciega es que se trate de una percepción extrasensorial, ya que todavía no se ha determinado con exactitud cómo es que funcionan los procesos físicos y mentales que están involucrados con la percepción de nuestra realidad.

Sabemos que percibimos el mundo que nos rodea gracias a lo que pueden captar nuestros órganos sensoriales y lo que procesa nuestro cerebro, pero todavía hay muchos misterios que develar con respecto a cómo es nuestra realidad y cómo hacemos para verla.

Uno de los aspectos interesantes de las personas que manifiestan la visión ciega es que son capaces no solo de detectar objetos a su alrededor, sino que también son capaces de percibir las emociones de quienes los rodean, y de acuerdo a las investigaciones han podido determinar que el inconsciente está altamente relacionado con esto.

Nuestro inconsciente

geralt / Pixabay

Aunque todavía se desconoce el motivo por el que algunos pacientes manifiesten la visión ciega, se ha podido determinar que tanto las personas que carecen de visión como las que no, tienen esta capacidad en cierto grado.

Esto parece indicar que la visión ciega está altamente relacionada con nuestro inconsciente, y con las recientes investigaciones se ha podido determinar que controla nuestra mente mucho más de lo que solíamos pensar anteriormente.

Se ha determinado que nuestro inconsciente siempre está trabajando y está continuamente analizando la información que almacenamos en nuestro cerebro, y es capaz de brindarnos respuestas, pero no somos capaces de detectarlo.

De hecho, muchos psicólogos y filósofos plantean que nuestro inconsciente es el que dirige nuestra vida, y por lo tanto no somos seres racionales como hemos creído siempre.

Por esto es que se hace hincapié en la intuición, ya que es un resultado innato de la acción de nuestro inconsciente, y a veces obtenemos muchos mejores resultados siguiendo nuestras emociones que nuestro raciocinio.

Utilizar nuestra intuición

Todo el análisis realizado a la visión ciega parece arrojar que nuestro inconsciente es quien tiene un mejor conocimiento del mundo que nos rodea, y nos lo hace saber por medio de nuestra intuición, por eso debemos aprender a utilizarla para así tomar mejores decisiones.

La intuición es denominada por muchos como nuestro sexto sentido, e incluso en algunas circunstancias puede ser más importante que los otros cinco sentidos.

Son muchos los experimentos que se han realizado para medir el poder de la intuición con respecto a la toma de decisiones, y todos han demostrado que aquellos que toman decisiones basándose en la intuición y dejando a un lado el racionalismo han obtenido mejores resultados.

Esto se debe a que la intuición es una especie de “trabajo subyacente” que resulta del procesamiento de la información de manera inconsciente, lo cual significa que nuestro cerebro se está ocupando del asunto así no nos demos cuenta.

El sexto sentido

De manera que muchos de nosotros hemos cometido el error de no seguir por un determinado camino porque no nos parece lógico o razonable, y despreciamos una decisión en específico simplemente porque no queremos llevarnos por nuestra intuición.

Pero esto es un error, ya que tenemos que aprender a escuchar a nuestro inconsciente y seguir las decisiones que sentimos son las más correctas, ya que así estaremos más felices y podremos lograr lo que deseamos sin necesidad de analizarlo en exceso.

La ley de la atracción

Uno de los beneficios de seguir a nuestra intuición o nuestro sexto sentido, es que podemos empezar a poner en práctica la muy conocida “ley de la atracción”.

Esto se debe a que seríamos capaces de atraer lo que pensamos y lo que deseamos, y esto no está determinado por el consciente sino por el inconsciente, que es la parte nuestra que determina quienes somos verdaderamente.

Entre los experimentos realizados a las personas para determinar la visión ciega, han obtenido un resultado que no se esperaba, y es que algunos tenían la capacidad de predecir lo que iba a ocurrir en una determinada ocasión.

Se medían las respuestas de los participantes con respecto a un determinado estímulo, pero lo curioso es que las personas reaccionaban unos segundos antes de que sucediera, como si ya supieran lo que iba a suceder y su cuerpo reaccionaba antes.

No hay duda de que todo esto está relacionado con nuestra intuición que es nuestro sexto sentido, así que debemos empezar a prestar atención a nuestro inconsciente.

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.